“EEUU BUSCA CREAR EN AMÉRICA LATINA SITUACIÓN SIMILAR A LA DEL MEDIO ORIENTE

17952017_1157385091057007_1954298881706592153_n.jpg

Chile Virtual S.A

Estados Unidos y sus aliados preparan el terreno en América Latina para una intervención a largo plazo, dijo a Sputnik el internacionalista, Ghazi Nassendini, presidente del Centro de Análisis y Estudios Global AZ.

“Estados Unidos está preparando las condiciones para los próximos años, para crear una situación muy similar a (la de) Medio Oriente, en América Latina, que justifique su intervención directa en los asuntos de los países”, explicó el especialista.

EEUU puede defender de forma más “sencilla” su intervención militar y política, así como “establecer regímenes neocoloniales sumisos a las políticas norteamericanas”, si alega que existe una amenaza a su seguridad, indicó Nassendini.

Antes de estimar si América Latina podría ser una zona de tránsito para grupos terroristas como el Daesh (autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros países), el experto cree que habría que observar la proliferación de la doctrina y de la formación de estos grupos.

“Ahora nosotros tenemos que fijar y advertir a nivel mundial, que donde llega el pensamiento salafista-wahabita, es porque allí van a surgir estos grupos terroristas (y) están preparando para algo en el futuro”, explicó.

Nassendini señaló que la creación de estos grupos fue útil para Washington pudiera derrocar a gobiernos aliados de la Unión Soviética en los años 80, como es el caso de Afganistán y Pakistán.

“Y como le funcionó a los Estados Unidos y a sus aliados en el Golfo Pérsico, optaron por esa política en varios lugares”, comentó.

Condiciones para el yihadismo

Actualmente, la existencia de Daesh le sirvió a Estados Unidos para tener tropas en Siria, pese a no tener una relación “muy amistosa” con el Gobierno del presidente Bashar Asad, consideró el analista.

“De ninguna forma el Gobierno sirio le iba a permitir a EEUU que tuvieran en su territorio bases militares, bases áreas, marines, tanques; pero aprovechándose de la situación de los terroristas —enviados, financiados y entrenados por occidente— Estados Unidos se adjudicó el derecho de intervenir en Siria militarmente”, expuso.

En tal sentido, advierte a todos los países de América Latina sobre la presencia de escuelas y fundaciones que difunden y forman ciudadanos en las creencias del Daesh.

“Realmente los países debe prevenir esto, y para hacerlo deben contar con políticas estratégicas, realmente sujetas al derecho internacional, a los derechos humanos, y tener una supervisión muy aguda sobre el pensum que dictan en esos colegios, en esas escuelas”, indicó.

Aunque Nassendini dijo no poder afirmar que haya grupos yihadistas en Venezuela u otros países de la región, alertó sobre las condiciones para la propagación de sus creencias.

“No puedo decir que existen yihadistas, que son elementos ya formados, ya entrenados, con objetivos, con base, con plataforma; eso no lo puedo decir, pero existen las condiciones que crean los yihadistas, y eso es mucho peor”, añadió.

En tal sentido, recordó que Estados Unidos, trabaja a largo plazo, y que los gobiernos de la región, “sean de izquierda o de derecha”, carecen de “la madurez política y (la) gobernabilidad necesaria”, para prevenir esta situación, por lo que cree esa condición los convierte en presa fácil de una intervención extranjera.

Días atrás, tanto el director adjunto del Departamento de Nuevos Desafíos y Amenazas del Ministerio de Exteriores de Rusia, Dmitri Feoktístov, como el jefe del Comando Sur de EEUU, almirante Kurt Tidd, hicieron referencia a la posibilidad de que integrantes de Daesh puedan en el futuro utilizar a los países de América Latina y el Caribe como territorios de tránsito.

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

LA “BATALLA DE STALINGRADO” SE LIBRARÁ EN ECUADOR

Por Atilio A. Boron

th

El domingo 19 de febrero un hermoso y entrañable país de Sudamérica será el escenario de una decisiva “batalla de Stalingrado”. Como se recordará, la que tuvo lugar en aquella ciudad rusa fue la que produjo el vuelco de la Segunda Guerra Mundial. Si Stalingrado caía los aliados serían despedazados por el ejército nazi; si, en cambio, la ciudad resistía el asedio, como lo hizo, las tropas hitlerianas jamás repondrían fuerzas y se encaminarían hacia su inexorable derrota. La propaganda norteamericana dice que este punto de inflexión en la guerra se produjo con el desembarco de Normandía, pero eso es un invento de Hollywood que no resiste la confrontación con los datos duros de la historia. La Segunda Guerra Mundial se decidió en aquella ciudad rusa, misma que puso en marcha la contraofensiva del Ejército Rojo que llegó hasta el corazón mismo del régimen nazi: Berlín.

Conscientes de que con una derrota de Alianza País en el Ecuador la derecha continental tendría las manos libres para asfixiar a Bolivia y provocar una nueva versión de la “revolución de colores” en Venezuela-al estilo de los sangrientos episodios desencadenados en Libia y Ucrania- sus personeros, lenguaraces y activistas se dejaron caer con todas su fuerzas en Ecuador para librar la guerra de la desinformación, propalar mentiras, lanzar tremebundas acusaciones contra el gobierno e infundir la sospecha y el desencanto en la población. El objetivo excluyente: impedir que Lenin Moreno, el candidato presidencial de AP, pueda alcanzar el 40 % de los votos y, de ese modo, con una diferencia mayor al 10 % en relación a su perseguidor, ser ungido como nuevo presidente. Para satisfacer este turbio designio Washington y Madrid despacharon al Ecuador un ejército de pseudo-periodistas, una ponzoñosa canalla mediática que ha venido desempeñando idéntico papel en las recientes elecciones en Argentina, Bolivia, Colombia y que, con sus patrañas, pavimentaron el camino hacia la ilegal destitución de Dilma Rousseff en Brasil. Esos sujetos ocultan su verdadera condición de militantes rentados de la derecha (¡espléndidamente remunerados, por cierto, porque no trabajan gratis!) y su inescrupulosidad y desfachatez no tiene límites. En su revelador libro el ex agente de la CIA, John Perkins, habla de la absoluta frialdad con que se planeaban y ejecutaban los más atroces crímenes obedeciendo sin ninguna clase de reparo moral las instrucciones procedentes de Langley. Del mismo modo, los crímenes comunicacionales de la canalla mediática con aún más grave, porque son verdaderas armas de destrucción masiva. Los killers de la CIA matan selectivamente, a uno, dos o tres; el terrorismo mediático hiere mortalmente la conciencia de millones y los induce, con sus mentiras y sofisticadas manipulaciones, a elegir gobiernos que a poco andar practicarán un lento, silencioso pero eficaz genocidio de los pobres, los indígenas, los viejos, los jóvenes privados de educación y trabajo. En suma, acabar con toda esa población “excedente” que según nuestras clases dominantes son la lacra que impidió que los países latinoamericanos o caribeños sean como Suiza, Alemania o mismo los Estados Unidos. En tiempos de la última dictadura cívico-militar argentina sus voceros declaraban, sin disimulo, que en ese país sobraban por lo menos diez millones de habitantes; esa convicción también está presente en el gobierno actual, sólo que no se lo declara abiertamente y que el número de los sobrantes, probablemente, sea todavía mayor. Y lo mismo hemos escuchado en Brasil, en Colombia y en tantos otros países de Nuestra América. Lo que la canalla mediática hizo en todos estos países contraría todas las normas de la ética, no sólo periodística. En el caso argentino mintieron alevosamente asegurando que el hecho de que el candidato Mauricio Macri estuviese procesado por haber solicitado “escuchas ilegales” para nada ensuciaba su buen nombre y honor o lo inhabilitaba para su postulación presidencial. Y ya instalado en la Casa Rosada potenciaron su inmoralidad al blindarlo mediáticamente a pesar de estar involucrado en numerosas empresas denunciadas en los Panamá Papers y en los archivos de las Bahamas, lo que en otras latitudes ocasionó la renuncia de varios jefes de estado y altos funcionarios acusados de evasión fiscal y lavado de dinero.

Esa plaga está subrepticiamente actuando en Ecuador, ocultando sus verdaderos designios detrás de una supuesta condición de “periodista independiente.” Gentes entrenadas en Washington (los famosos cursos de “buenas prácticas”), habilísimas en formular preguntas capciosas, sembrar el desánimo y potenciar hasta el infinito los problemas con que tropieza la gestión del gobierno de Rafael Correa que, como cualquier otro, tiene un mix de aciertos y desaciertos. Todo esto tiene su génesis en la radical transformación involutiva de la naturaleza y función del periodismo. Su naturaleza: por el tránsito del pluralismo de medios a los fenomenales niveles de concentración existentes hoy día. Su función: si en el pasado era ser el dispositivo que permitía diseminar información en la naciente sociedad de masas, con la crisis de la dominación capitalista producida por la irrupción de vigorosas fuerzas contestatarias -movimientos obreros, campesinos, indígenas, estudiantes, mujeres, jóvenes, ecologistas, organizaciones defensoras de derechos humanos, etcétera- su función cambió radicalmente. En ausencia -o ante la debilidad- de partidos de derecha competitivos (acostumbrados a encumbrarse en el gobierno de la mano de los golpes militares) los medios de comunicación hegemónicos pasaron a ocupar ese lugar, fenómeno éste precozmente detectado por Antonio Gramsci en sus escritos desde la cárcel. En ausencia de tales partidos, los medios toman su lugar y cumplen la función que les es propia: organizan, “educan”, movilizan a amplios sectores de nuestras sociedades, siempre detrás de un programa conservador convenientemente edulcorado, pero sin despertar las sospechas que suscita el activismo partidario porque en el imaginario popular la prensa es “independiente” e inmune a los intereses y las intrigas políticas. Que esos medios se convirtieron en un arma formidable de dominación burguesa lo atestiguó, hace algunos años, un militar de alto rango del Pentágono cuando, en una audiencia ante el Senado de los Estados Unidos, lanzó una fatídica advertencia: “en nuestros días -dijo- la lucha antisubversiva se libra en los medios, no en las selvas o en los suburbios decadentes del Tercer Mundo.” Y los gobiernos progresistas y de izquierda de América Latina, aun los más moderados, son todos percibidos como ladinos y arteros instrumentos de la subversión.

Por eso estamos en guerra, Ecuador está en guerra. Una guerra silenciosa pero cargada de violencia; una guerra de desinformación, de ocultamiento, de mentiras hábilmente maquilladas y que son vendidas bajo la apariencia de verdades objetivas e irrefutables. La meta que persigue es distorsionar la percepción de la realidad para generar una respuesta inconsciente de la ciudadanía que estigmatice al candidato de AP y descalifique los diez años del gobierno de Rafael Correa. Ocultar o, cuando esto no fuese posible, minimizar todo lo bueno que ha sido hecho y agigantar y machacar a diario, hora tras hora, minuto tras minuto, sobre los supuestos “fracasos” del gobierno saliente, sus problemas o sus desaciertos. La reciente denuncia en contra del candidato a la vicepresidencia, Jorge Glas, es un ejemplo contundente de lo que venimos diciendo. Es una operación que en América Latina se ha repetido hasta el cansancio en los últimos tiempos, con adaptaciones locales para darles una cierta verosimilitud. Este tipo de mentiras y falsedades se utilizaron masivamente en la campaña presidencial de la Argentina en el 2015 y en contra de Evo Morales en el referendo boliviano del 2016. Y es moneda corriente en el ataque al gobierno de Nicolás Maduro en los últimos tres años. Nada nuevo. Es lo que en la jerga de la CIA se conoce como “SOP” (standard operating procedures) a la hora de desestabilizar un gobierno o desprestigiar un candidato o una fórmula que es vista como una amenaza a los intereses de los Estados Unidos y la derecha vernácula. Esta carroña mediática es digna heredera de Joseph Goebbels, quien fuera Ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del régimen nazi. Con un atenuante: por lo menos el alemán declaraba explícitamente que lo suyo era hacer propaganda; sus émulos actuales, en cambio, posan de “periodistas objetivos e independientes” pero lo que hacen es mentir, difamar y manchar la dignidad de las víctimas de su labor. Mediante esta guerra de desinformación se trata de presentar a la oposición como democrática e, inclusive, “progresista” para engañar al electorado y acabar con la obra iniciada hace una década y que cambiara, para bien, la fisonomía social del Ecuador. Si estos agentes del engaño y la mentira llegaran a salirse con la suya y lograran que el pueblo le abriera las puertas a la derecha, el retroceso social, económico y cultural que sufriría este país sudamericano sería inmenso. A esta involución se le agregaría un ejemplar escarmiento, para que nunca más a las ecuatorianas y los ecuatorianos se les vuelva a ocurrir tener un gobierno como el de Rafael Correa. Un gobierno que todavía hoy rechaza con valores humanistas y con patriotismo las intensas presiones del imperio para que le ponga fin al asilo diplomático concedido a un personaje como Julian Assange, quien con sus revelaciones a través del Wikileaks permitió que el mundo viera como Washington nos miente, vigila y extorsiona a nuestros gobiernos a través de miles de tentáculos. Si la Alianza País fuese derrotada nadie daría un centavo por la vida de ese valiente luchador que junto con Edward Snowden y Chelsea Manning descorrieron el telón que ocultaba las manipulaciones y los crímenes del imperio. Y tras cartón la base de Manta volvería a ser ocupada por las tropas estadounidenses.

Para los escépticos, para quienes crean que estamos exagerando, basta con examinar lo ocurrido en la Argentina, en donde este engaño inducido por el “periodismo independiente” hizo posible el triunfo del actual gobierno y el desencadenamiento de la debacle económica actual: caída del PIB, inflación descontrolada, brutal deterioro del salario, cierre de fábricas y comercios, despidos masivos, aumento del desempleo e incrementos exorbitantes de los precios de la electricidad, el gas, el agua y el transporte La oligarquía mediática fue un instrumento poderosísimo al servicio de los monopolios y los sectores adinerados y del privilegio. Por eso insistimos en la urgente necesidad de que los ecuatorianos se pongan en guardia ante el canto de sirena de esos “pseudos periodistas”, hagan oídos sordos a sus prédicas de la necesidad de un cambio y miren al Sur, vean lo que está ocurriendo en la Argentina y lo que se esconde bajo la inocente invocación de que cambiemos. En su ingenuidad y falta de conciencia política millones en la Argentina creyeron en el cambio prometido -sin preguntarse cambiar qué, cómo, en qué dirección, bajo qué liderazgo- para encontrarse, de la noche a la mañana, en medio de un naufragio. El gobierno de Rafael Correa puede haber incurrido en yerros y desaciertos, como cualquier otro en este mundo. En medio siglo de profesión como politólogo jamás pude encontrar un solo gobierno que estuviera exento de yerros, equivocaciones e inclusive de variables niveles de corrupción. Si según el Papa Francisco estos problemas atribulan inclusive al Vaticano -que como recordaba mordazmente Maquiavelo era lo más parecido a un estado perfecto porque gozaba de la protección directa de Dios- sería absurdo pensar que el Ecuador podría estar libre de esos vicios. La diferencia es que en este país es el propio gobierno quien los denuncia penalmente, mientras que en otros países sudamericanos los gobiernos los encubren y le brindan protección judicial y mediática a los corruptos. El caso de Brasil es de una elocuencia inigualable al respecto. Para concluir: hecho el balance que cada ciudadana y ciudadano debe hacer concluirá sin duda que los aciertos del gobierno ecuatoriano en los últimos diez años, tanto en el plano nacional como en el internacional superan con creces los desaciertos en que haya incurrido. Y ese es el quid de la cuestión y la razón por la que, en toda América Latina, esperamos que el pueblo ecuatoriano vote por la continuidad del gobierno de la Alianza País y se abstenga de dar un salto al vacío como el que dieran los argentinos inducidos por la malignidad de la plaga mediática que hoy asola al Ecuador.

Buenos Aires, febrero de 2017.

http://www.cronicon.net/paginas/edicanter/Ediciones119/nota1.htm

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Elegir a Keiko sería elegir al reo Alberto Fujimori y a toda su mafia

timthumb.png

Por: Valentín Pacho *

En mi condición de ex secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú –CGTP-, me dirijo  a esa generación de trabajadores y sectores sociales  de la época en el que fue elegido  el hoy reo de Barbadillo en 1990 con apoyo de la militancia de la izquierda y de las organizaciones de trabajadores  que asumieron el llamado de la CGTP y otras  agrupaciones sociales, me dirijo también a las nuevas generaciones que no han conocido lo que fue el gobierno del súbdito japonés Alberto Fujimori Fujimori.

Los invito a reflexionar juntos

pacho-2-212x250Alberto Fujimori antes de asumir el cargo, viajó a Estados Unidos para reunirse con los jerarcas de la administración norteamericana y luego con el Fondo Monetario Internacional FMI y el Banco Mundial BM.  A su regreso cambió el no shock que había propuesto por el shock neoliberal imponiéndolo a la siguiente semana de juramentar como Presidente del Perú, el 8 de Agosto de 1990.

Los precios de los alimentos subieron  en 400%, pero no los  salarios, el Ministro de Economía Hurtado Miller se encargó de anunciar los ajustes inalcanzables para el bolsillo de la población y para decir que Dios nos ayude, pero Dios solo ayudó a las grandes empresas especuladoras.

En los siguientes días (20 de Agosto) la CGTP convocó al paro nacional de protesta que fue satanizada  por el nuevo aparato gubernamental de brazo con  Vladimiro Montesinos.

Más de un millón trabajadores del sector estatal y de empresas públicas y privadas fueron despedidos. De la noche a la mañana quedaron en la calle sin poder llevar el sustento a sus hogares familias enteras sufrieron hambre junto a sus niños.

Centenares de miles tuvieron que emigrar al extranjero en calidad de ilegales. En cinco años sobrepasó  el millón  de trabajadores. El 2,000, llegaban a 2 millones.

Fujimori, subastó las empresas públicas y estratégicas del Perú, como la energía, petróleo, electricidad, la gran  minería, Pesca Perú, teléfonos, los puertos, los bancos, y con ello liquidó a la combativa Federación de Empleados Bancarios. También las empresas fertilizantes, las industrias nacionales. Destruyó a la seguridad social, impuso las AFP la peor estafa a los trabajadores. Impulsó la privatización de la educación, de la salud, de los principales servicios, impuso legislación laboral netamente neoliberal, para borrar de un solo plumazo los derechos fundamentales de los trabajadores y golpear a los sindicatos.

Las principales propiedades de la nación fueron entregadas a las corporaciones transnacionales a precios de regalo y cuyos dineros  se embolsilló el clan Fujimori y las mafias  que cogobernaron

Como nunca las protestas sindicales y sociales fueron reprimidas violentamente, cada huelga o movilización era acusada de terrorista con el encarcelamiento y asesinato de los dirigentes.

El autogolpe del 5 Abril 1992 sirvió para imponer la Constitución neoliberal hasta hoy vigente.

Durante el gobierno de Fujimori bajo la excusa de luchar contra Sendero Luminoso, se hicieron comunes los secuestros desapariciones, torturas  y crímenes de lesa humanidad cuyas víctimas fueron campesinos, trabajadores y pobladores acusados de terroristas. Para ejecutar tales crueldades Fujimori, se rodeó  de  elementos corruptos, criminales y tenebrosos, entre ellos Vladimiro Montesinos. Los grandes beneficiados fueron las empresas transnacionales y las mafias en el poder judicial, en las fuerzas armadas, el parlamento y la prensa corrupta al servicio de la dictadura que en los hechos cogobernaron.

Hoy, todo ese poder putrefacto pretende imponer como presidenta de la república a la hija del dictador, asesino y ladrón. Esta señora, sin más trayectoria que haber sido primera dama de “la nación” no es la que va a gobernar, sino las mafias que se sirvieron de su padre, los poderes económicos y los grupos que se enriquecieron durante ese gobierno. Ellos, hasta hoy, siguen controlando todos los organismos como el Jurado Nacional de Elecciones.

Elegir a Keiko sería elegir al reo Alberto Fujimori  y a toda su mafia.

Invoco a la reflexión a la clase trabajadora, a los sectores populares, a la juventud y  al pueblo peruano en general a cerrar filas contra el fraude montado para impedir el regreso de la Mafia fujimontesinista al gobierno y por respeto a nuestra dignidad.

Ex Secretario General de la GCTP y ex Senador de la República por Izquierda Unida, actual secretario General Adjunto de la FSM*

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Chávez pudo ser asesinado por el jefe de su guardia: EE.UU. trata de cubrir sus huellas en el caso

Jefe de seguridad de Diosdado Cabello deserta a EE.UU. y le acusa de narcotráfico

 

RT

Actualmente el ex guardia de Chávez se encuentra en EE.UU. bajo protección federal y da testimonios en una amplia gama de temas que implican a varias figuras del Gobierno venezolano.

La abogada, escritora e investigadora Eva Golinger ha cuestionado repetidamente las circunstancias sospechosas que rodean la muerte del expresidente de Venezuela, Hugo Chávez. “La enfermedad cancerosa de la que Chávez sufrió fue inusualmente agresiva y sospechosa, y cada día se convierte más en una evidencia de que es posible que Chávez fue asesinado”, escribe Golinger en su blog para RT. “Todo lo que Washington estaba tratando de lograr durante el gobierno de Hugo Chávez hoy en día se está realizado en su ausencia”, añade, refiriéndose a los posibles autores de la muerte del líder bolivariano.

La periodista también presta atención a una de las personas más cercanas a Chávez, el jefe de la guardia presidencial, Leamsy Villafaña Salazar, y sus posibles vínculos con la muerte del exmandatario, que se hacen más y más evidente con “solo saber que uno de sus edecanes más cercanos durante años, quien estuvo a solas con él y quien le llevaba su comida, su café, su agua, hoy es un testigo protegido en Estados Unidos”. “Las acciones ocultas de Leamsy Salazar y su íntima colaboración con las agencias de inteligencia de Washington pronto se darán a conocer”, afirma la investigadora.

Mientras tanto, en su artículo para la Fundación de la Cultura Estratégica el periodista y escritor Nil Nikandrov se ha adentrado en el tema de la relación entre la inteligencia estadounidense y exguardia de alto rango venezolano y su rol en la muerte de Chávez.

Datos escasos sobre la vida y el servicio del ex guardia

El periodista señala que el nombre del jefe de la guardia de Hugo Chávez fue rara vez mencionado en los medios de comunicación, mientras que el expresidente estaba vivo. Debido a la naturaleza de su trabajo Leamsy Villafaña Salazar evitaba la publicidad, no le gustaba ser fotografiado y siempre trataba de permanecer en las sombras. Chávez lo consideraba un agente confiable, incorruptible y un oficial bolivariano profesionalmente entrenado.

Por extraño que parezca, se sabe muy poco acerca de la figura de Salazar, y los datos disponibles en su mayoría provienen de las fuentes estadounidenses. De acuerdo con ellas, el ex militar nació en 1974 en la capital venezolana. Después de la secundaria ingresó en la academia naval, de donde se graduó en 1998.

En 1999, Salazar fue elegido para ser un guardia de honor presidencial, luego Salazar se convirtió en un asistente personal de Chávez.

Después del intento del golpe de Estado del 2002, Salazar fue inesperadamente mandado a una base naval en la provincia de Punto Fijo (Estado Falcón), pero en 2006 Chávez ordenó su regreso a sus antiguas funciones en el equipo de seguridad.

Tras la muerte de Chávez, Salazar proporcionaba seguridad al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. No obstante, el debate sobre las causas de la muerte del exmandatario y sobre los personajes que podrían estar involucrados en el caso hizo a Cabello dudar de su persona y pedir al Ministro de Defensa transferirlo a otro puesto.

La fuga a EE.UU.

En algún momento durante este período Salazar se casó con su segunda esposa, Anabel Linares Leal, graduada de la academia militar del país. Durante un tiempo Anabel trabajó con las cuentas financieras de las Fuerzas Armadas de Venezuela en el Banco Bicentenario, que sugiere que ella tenía acceso a información secreta sobre las compras de armas en el extranjero.

Los recién casados ​​solicitaron a las autoridades venezolanas el permiso para viajar a la República Dominicana para su luna de miel.

No obstante, desde la capital dominicana, Santo Domingo, la pareja de improviso se dirigió a España de donde un avión especial que pertenece a la Administración estadounidense para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) llevó a Salazar y su familia a EE.UU.

Narrando la historia de Salazar, los medios internacionales, por su parte, aseguran que mientras Chávez estaba vivo, él fue un fiel “comprometido bolivariano”, pero después de su muerte Salazar había decidido romper con el “Régimen”, por lo que había llevado a cabo negociaciones secretas con la DEA durante 13 meses, no sólo para organizar su fuga, sino también para obtener ciertas promesas con respecto a su propia seguridad, así como la de su esposa e hijos.
Cabe señalar que ninguna fuente menciona la participación de la CIA en el caso, sólo la de la DEA. La razón de ello, de acuerdo con Nikandrov, es muy clara: la CIA es una agencia de espionaje, y cualquier indicador de posibles lazos secretos de muchos años con esta “oficina de sicarios” podía poner en peligro la vida de Salazar, sabiendo que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) investigaría la posibilidad de su participación en el asesinato de Chávez.

Colaboración con la inteligencia de EE.UU.

Ahora la pareja vive en EE.UU. bajo protección federal, y da testimonios en una amplia gama de temas, principalmente en la supuesta “participación” de varias figuras del gobierno bolivariano en el tráfico de drogas, incluidos los líderes militares.

El periodista señala que mucho antes de que Salazar realizara su fuga de Venezuela, las agencias de inteligencia estadounidenses habían comenzado a plantar información falsa en los medios de comunicación acerca de la existencia de un denominado Cártel de los Soles, que supuestamente era dirigido por Diosdado Cabello y un grupo de generales venezolanos.

El político, por su parte, fue comprometido como medida preventiva, ya que las agencias de inteligencia estadounidenses lo vieron como el más probable sucesor de Chávez. Así, inmediatamente después de su fuga, Salazar fue reclutado en esta campaña de difamación contra Cabello.

Mientras tanto, los medios de comunicación pro estadounidenses hacen todo lo posible para pasar por alto las preguntas que inevitablemente surgen acerca de la participación de Salazar en los preparativos para el asesinato de Chávez, afirmando que no puede haber ninguna duda de que fue un fiel servidor de la República Bolivariana e idolatraba a Chávez hasta que se enteró de los supuestos vínculos de los altos cargos del país con el tráfico de drogas.

Sin embargo, la investigación realizada por el SEBIN plantea dudas acerca de la ‘rectitud impecable’ de Salazar. Incluso su madre ha admitido que el trabajo en la guardia presidencial pesaba sobre él, pero su hijo no tenía ninguna prisa en distanciarse de Chávez, porque el principal empleador de Salazar era otra persona que insistió estrictamente en seguir ejerciendo sus funciones.

Intentos de EE.UU. para cubrir las huellas

El experto señala que el ‘zumbido’ de los informes en los medios pro estadounidenses sobre “tráfico de drogas” de los líderes de Venezuela se hace cada vez más fuerte.
De acuerdo con Nikandrov, el plan ideado por la inteligencia de EE.UU. es claramente evidente: distraer a la opinión pública mundial del hecho de que Salazar es el candidato más probable para haber matado a Chávez.
Mientras tanto, las agencias oficiales (y no oficiales) en Venezuela están recolectando evidencia de las actividades criminales de Salazar, sus encuentros clandestinos con representantes de la CIA y la DEA, y la posibilidad de que él dio la información a los estadounidenses sobre los itinerarios de viajes del presidente, así como el material biológico que pertenecía a Chávez.

Los estadounidenses, por su parte, están haciendo todo lo posible para impedir este trabajo, asegura Nikandrov. Así, por ejemplo, la oficina de la CIA en Madrid (España) ha fabricado un escándalo que rodea al personal de la Oficina del Agregado de Defensa de Venezuela, acusándolo de espionaje a miembros de la oposición.

Pero, por supuesto, de acuerdo con el periodista, su problema real es muy distinto: la amenaza de revelaciones escabrosas sobre el asesinato de Chávez.

Mientras tanto, las autoridades venezolanas han decidido ofrecer una recompensa económica para cualquier información específica acerca de las personas que pudieron coordinar y ejecutar el asesinato del ex líder bolivariano.

RT

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Dos refranes para Obama en vísperas de su viaje a Cuba

obama-y-raul-1.jpg
Cubahora

A menos de un mes de la visita a Cuba del Presidente Barack Obama, cual alfombra roja que lo preceda, el gobierno estadounidense ha venido adoptando en secuencia acciones que en nada contribuyen a sus objetivos de generar simpatías en el pueblo cubano.

El 26 de febrero la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, multó por 304 mil 706 dólares a la empresa Halliburton por prestar servicios a la compañía cubana Cuba Petróleo, demostrando con esa acción que como denunció Josefina Vidal, Directora de América del Norte de la cancillería cubana, en su cuenta en de la red social Twitter, que “el bloqueo a Cuba sigue aplicándose con rigor por EEUU”.

El 2 de marzo, An­tony Blinken, Subse­cretario de Estado de los Estados Unidos asoció en el Consejo de Dere­chos Hu­ma­nos de la ONU, que sesiona en Ginebra, la visita de Obama a Cuba a pronunciamientos injerencistas y repitió el discurso hostil que EEUU ha sostenido tradicionalmente en esos espacios para justificar el bloqueo. La delegación diplomática cubana presente allí respondió aludiendo a las prácticas represivas y discriminatorias muy frecuentes en territorio estadounidense -“la discriminación ra­cial, la violencia policial, el mal­trato a los inmigrantes y la tortura a detenidos”- reiterando que el bloqueo contra la Isla

“es la principal violación que se comete contra los derechos humanos de todo un pueblo, y que durante los últimos meses se ha agudizado con la imposición de sanciones millonarias contra entidades bancarias y financieras internacionales, con el fin de intimidarlas y obstaculizar las transacciones económicas y financieras de Cuba”.

Casi inmediatamente después, se conoció que no se efectuaría una anunciada visita del Secretario de Estado John Kerry a La Habana, quien en una audiencia del Congreso estadounidense el 23 de febrero había dicho con respecto a Cuba:

“Debo ir allá en una semana o dos, para tener específicamente un diálogo sobre derechos humanos”.

Los medios de comunicación no pueden concebir que una relación entre iguales supone que el país pequeño y que no es una potencia económica, militar y mediática se sienta ofendido y juzgue inconveniente la visita del jefe de Blinken después de las agresivas palabras de este en Ginebra pero la lógica indica que es eso lo que puede haber sucedido. Los medios tampoco tuvieron en cuenta que fue Cuba la que en julio de 2014 propuso a Estados Unidos sostener un diálogo bilateral sobre derechos humanos, que fue reiterada en enero de 2015, cuando fue aceptada por las autoridades estadounidenses, efectuándose un primer encuentro el 31 de marzo de ese año en Washington, y que concluida esa reunión, el jefe de la delegación cubana, Pedro Luis Pedroso Cuesta, declaró en con­­ferencia de prensa que el clima de trabajo fue respetuoso y profesional, y que las partes habían decidido “mantenerse en contacto por los canales diplomáticos respecto a po­­si­bles nue­­­vos intercambios, sus fechas, se­des y agendas.” No han existido nuevos encuentros bilaterales sobre el tema pero la diplomacia estadounidense aprovechó un foro multilateral de la ONU para agredir a la Isla, vinculándolo a la visita de Obama.

Acaba de anunciarse que Ben Rhodes, asesor adjunto de Seguridad Nacional del Presidente Barack Obama, viajará a Miami la próxima semana para reunirse “con los líderes de la comunidad cubanoamericana y aliviar las preocupaciones sobre el histórico viaje del mandatario a La Habana a finales de marzo”. Lo anterior pareciera revelar el objetivo de las declaraciones de Blinken en Ginebra, sobre todo si se sabe que para la Casa Blanca “los líderes de la comunidad cubanoamericana” son los congresistas de extrema derecha y miembros de organizaciones financiadas tradicionalmente por el gobierno norteamericano para la desestabilización de la Isla. La popularidad de esas personas ha venido retrocediendo en los últimos tiempos precisamente por oponerse a la nueva política de EEUU hacia Cuba. A esas mismas personas va dirigido el mensaje que se filtró a la prensa sobre la supuesta firmeza con que Washington estaría defendiendo la posibilidad de que Obama pueda dirigirse por televisión a los cubanos y encontrarse con los “disidentes” que están vinculados en todos los casos a estos grupos de Miami y que a través de ellos reciben los recursos que les asigna el gobierno estadounidense, a pesar de que los propios diplomáticos norteamericanos en La Habana los han descalificado como oposición creíbley han señalado su desconexión de la sociedad cubana.

Pero es insólito que la prensa estadounidense presente como resultado de un pulseo con el gobierno cubano las transmisiones en vivo de las actividades y discursos de Obama o la posibilidad que este tendrá de reunirse con quien desee, cuando ambas cosas ya ocurrieron sin sobresaltos durante las visitas a la Isla del expresidente James Carter y el Secretario de Estado John Kerry, cuyas intervenciones en la reapertura de la embajada estadounidense en La Habana y en la conferencia de prensa que ofreció en el Hotel Nacional de Cuba fueron transmitidas íntegramente por la televisión cubana. Sólo la necesidad de vestir como “victoria sobre el régimen totalitario de los Castro” lo que es algo esperado como normal por la población de Cuba y que ya esos mismos medios se ocuparon de difundir en casos anteriores puede explicar semejante manipulación.

¿Finalmente?, el 4 de marzo, Obama decidió prorrogar por un año la vigencia de Orden Ejecutiva 13692 firmada el 8 de marzo de 2015 declarando “emergencia nacional” por considerar a Venezuela -el principal aliado de Cuba en la región- “una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos”. Esta vez no respondió la diplomacia cubana, una “Declaración del Gobierno Revolucionario” calificó de “arbitraria y agresiva” la decisión estadounidense y reiteró

“de manera resuelta y leal su apoyo incondicional y el de nuestro pueblo a la hermana República Bolivariana de Venezuela, al legítimo gobierno del Presidente Nicolás Maduro y a la unión cívico-militar del pueblo bolivariano”.

Un día después, la presencia en Caracas del Primer Vicepresidente cubano, Miguel Díaz Canel, en Caracas sirvió para argumentar más esa postura sobre la decisión de Obama contra Venezuela:

“Una vez más, el imperio demuestra que no ha cambiado su esencia agresiva y su desprecio hacia nuestros pueblos, reiterando sus amenazas contra una nación hermana, pacífica y solidaria, e ignorando la indignación y rechazo unánimes que suscitó la promulgación de esta infame Orden hace apenas un año”.

Los refranes suelen dar consejos muy sabios. No se puede tener misa en Miami y procesión en La Habana y el que mucho abarca poco aprieta. Todas estas acciones hostiles de EEUU hacia Cuba y su aliado venezolano, no solo han generado la correspondiente respuesta cubana, sino que han sido ampliamente difundidas por los medios y aunque su objetivo es conseguir un perdón imposible de quienes han vivido toda la vida de la confrontación entre los dos países, lo que sí hacen es disminuir la simpatía que espera encontrar el Presidente Obama en Cuba y dar la razón a quienes han venido alertando sobre el hecho de que Washington no ha renunciado a su comportamiento imperial con la Isla.

Fuente: http://www.cubahora.cu/politica/dos-refranes-entre-cuba-y-obama

CHILE: Colonia Del Neoliberalismo: ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Fuerzas Armadas venezolanas responden a Obama

 

OBAMA1

Escrito por colaboradores.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) se manifestó con respecto a la medida tomada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de extender por un año más el decreto en que se califica a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad del país del norte. A continuación el texto íntegro de esa declaración:

“La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en estricto cumplimiento a lo consagrado en el artículo 328 de nuestra Carta Magna, que nos asigna la sagrada misión de ‘…garantizar la independencia y soberanía de la nación y asegurar la integridad del espacio geográfico…’, de nuevo eleva su voz por y ante el pueblo de Venezuela y el mundo entero, para manifestar su profunda indignación y rechazo absoluto a la infeliz y absurda decisión del presidente de los Estados Unidos de América, Barack Hussein Obama, de extender por un año más las sanciones, arbitrarias y sin sustentación jurídica, contra ciudadanos venezolanos y ratificar el decreto que califica a nuestra nación como ‘una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EE.UU.’.

Resulta inconcebible que el gobierno de la mayor potencia militar del mundo adopte una medida de esta naturaleza, de carácter eminentemente injerencista, de marcado acento imperialista, absolutamente irrespetuosa del principio de autodeterminación de los pueblos y carente de la más elemental lógica política, en contra de nuestro pueblo, sus autoridades y su gobierno legítimamente constituido, elegido por voluntad popular, de vocación estrictamente pacifista y respetuoso de los derechos humanos.

¡No es Venezuela el país que interviene en distintas partes del mundo para promover y ejecutar guerras atroces que generan miles de víctimas entre fallecidos, heridos y desplazados, incluyendo ancianos y niños!

¡No es Venezuela la que promueve actos desestabilizadores en gobiernos de otras latitudes!

¡No es Venezuela quien decide y ejecuta bloqueos comerciales, económicos y financieros a otros pueblos del mundo!

¡No es Venezuela el mayor consumidor ni productor de drogas a nivel mundial, ni cuenta con un arsenal nuclear como medio de amenaza!

Muy al contrario, Venezuela, su gente, su gobierno y su institución castrense, han promovido siempre la paz y la libertad. Venezuela es verdaderamente una esperanza que se construye día a día, al calor de una democracia auténtica, popular, participativa y protagónica.

En los actuales momentos, cuando la revolución, a través de la agenda económica bolivariana, realiza ingentes esfuerzos para reactivar la economía nacional, afectada precisamente por una crisis promovida por el mismo sistema capitalista, el gobierno norteamericano lanza esta nueva arremetida que parece obedecer a oscuros intereses y son parte de una campaña sistemática orquestada por elites, externas y otras internas, embriagadas de poder, en contra de Venezuela, para desprestigiar el proceso revolucionario iniciado por nuestro comandante supremo y eterno Hugo Chávez y que hoy conduce acertadamente el presidente Nicolás Maduro Moros, comandante en jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Pero tenemos la certeza que la sociedad venezolana sabrá comprender adecuadamente la naturaleza vil de estas maniobras y junto a su gobierno, se sobrepondrán a la adversidad para seguir construyendo su propio destino de manera soberana e independiente y alcanzar el progreso, desarrollo y prosperidad anhelados por todos nuestros compatriotas, a quienes les reiteramos, independientemente de sus tendencias políticas, la necesidad imperante de mantenernos unidos monolíticamente, pueblo y Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en perfecta sinergia, para enfrentar la hostilidad de la antipatria y preservar los más altos intereses de la nación”

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Los objetivos ocultos que rodean la detención de Lula da Silva

lula_si.jpg_916636689Analistas advierten que detrás de la operación efectuada hoy están los intereses de EE.UU. y las transnacionales por privatizar las riquezas naturales de Brasil así como la intención de desprestigiar al Partido de los Trabajadores (PT) de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

El fin de semana el ex presidente de Brasil, Luis Inácio Lula da Silva, manifestó que si el Partido de los Trabajadores (PT) lo consideraba necesario él podría ser candidato para las elecciones presidenciales del 2018.

El lunes presentó por escrito su defensa ante la fiscalía de Sao Paulo por las acusaciones en su contra y se puso a la disposición del órgano para suministrar la información que fuese necesaria. Sin embargo, la Policía Federal lo detuvo hoy para llevarlo a rendir declaraciones.

Los analistas coinciden en que esta acción es parte del espectáculo al que está acostumbrado el juez que lleva el caso y que se busca desprestigiar la imagen del líder de Brasil así como la del PT de cara a las elecciones presidenciales del 2018.

El politólogo Juan Manuel Karg manifestó que la detención es una maniobra que tiene que ver más con los medios de comunicación y con una parte de la justicia brasileña que con la causa Lava Jato, porque hace 15 días cuando él iba a declarar y presentó un pedido para postergar su declaración y preparar mejores elementos para su defensa éste fue aceptado.

Luego se da el allanamiento a su residencia este viernes y la detención aún cuando él nunca se negó a declarar. En este sentido, Karg considera que esta acción es muy grave porque se detuvo al ex presidente del propio Gobierno que está en funciones lo que evidencia que hay una distancia entre el poder judicial y el Gobierno que, en otros casos, podría ser sana y natural.

Este ataque además va más allá de Brasil y es similar a los que se están dando en contra de la ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández, de Evo Morales en Bolivia y de Nicolás Maduro en Venezuela, afirmó.  Por otra parte, tiene que ver con una noción de la fuerzas conservadoras de que Brasil es la primera economía de América del Sur y su política define mucho lo que sucede en otras latitudes del continente.

“Me parece que detrás de esta decisión también está la intención de dar un zarpazo final contra los gobierno posneoliberales tras la victoria de la derecha en Argentina, en la elección de medio término en Venezuela y en el referendo en Bolivia”, aseveró Karg.

Asimismo, indicó que este año se votarán alcaldías en Brasil y hay un trasfondo de erosionar aún mas al PT, que ha sido el partido mas vapuleado en la última década por los medios de comunicación.

“Van a intentar sacar a Lula de competición y si no lo logran van a mentir sobre él, van a erosionar su figura para tratar de llegar en mejores términos a la elección presidencial”, dijo.

Reiteró que su posible elección en 2018 abriría la posibilidad para un nuevo mandato de Cristina Fernández en Argentina y eso es lo que las fuerzas de oposición y la derecha internacional intenta evitar.

El show mediático antes que todo 

Por su parte, el analista Beto Almeida subrayó que esta medida es parte la espectacularización de la noticia y que incluso los medios de comunicación privados sabían de la detención antes de que ocurriera.

Además, señaló que tras esta medida también está el interés de diversos sectores del país y del mundo de privatizar las riquezas naturales de la nación.

Mencionó que no hay duda de que la Policía Federal tiene entrenamiento del Buró Federal de Investigación estadounidense (FBI) y que el Poder judicial actuó en conexión con los procuradores judiciales de Estados Unidos, por lo tanto está la posibilidad de que se esté montando un falso positivo en términos jurídicos.

Desde que salió a la luz pública el caso de corrupción en Petrobras, la oposición brasileña pretende vincular a la presidenta Dilma Rousseff y a los miembros del PT en este caso para solicitar su destitución.

A juicio del periodista y sociólogo brasileño Laurindo Leal, la derecha de su país está jugando todas sus cartas para sacar del poder al Partido de los Trabajadores (PT), debido al anuncio que hizo el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva de volver a lanzarse como candidato en las próximas elecciones.

La oposición implementa acciones como el querer vincular a Rousseff y a Da Silva en el caso de corrupción de Petrobras, pero sus acciones no han salido como lo esperaban. Así quedó demostrado luego de que la comisión parlamentaria brasileña, encargada de la investigación de corrupción en la petrolera estatal, eximiera a ambos líderes de toda responsabilidad en el caso al no encontrar pruebas en su contra.

Telesur

¿Por qué quieren vejar a Lula? 

Martin Granovsky

 776beb23-1ec5-11e5-9389-06aff80000bf.jpg_761238098Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/bloggers/Por-que-quieren-vejar-a-Lula-20160306-0003.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

Periodista y licenciado en Historia. Columnista del diario Página/12 de la Argentina, conductor de Sostiene Granovsky por CN23 y coordinador de la TV del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, www.clacso.tv. También dirige el Núcleo de Estudios del Brasil de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo y es profesor en el Instituto del Servicio Exterior de la Nación de la Cancillería. En Twitter, @granovskymartin.

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/bloggers/Por-que-quieren-vejar-a-Lula-20160306-0003.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
 El discurso de Mauricio Macri, el martes 1º, elevó a niveles mágicos la palabra “relato”. El uso de la fuerza pública y la captura de Lula durante cuatro horas, el viernes 4, bajó las cosas a tierra: la política en Sudamérica se juega en el infierno de los ciclos económicos, las oscilaciones de la mirada popular, la capacidad de las fuerzas políticas para leer la correlación de fuerzas y tensar o distender según corresponda, la lucidez para cambiar y la chance de cambiar a tiempo. De ese infierno no se salva siquiera el tornero nordestino que después de 500 años de historia impulsó el ascenso social en masa de 40 millones de pobres, cumplió con su objetivo de tres comidas diarias para todo un pueblo y devolvió la autoestima a sectores relegados desde el esclavismo a vivir en la barraca de los explotados. Durante unos días dio la sensación de que la clave es cómo se cuentan las cosas. Si Macri no historiaba la herencia recibida como un pasado maldito, sostenían algunos de sus partidarios, no podría justificar el dólar a 16 (“de pánico”, diría Alfonso Prat-Gay) o la inflación del 40 por ciento. Perdería legitimidad. El análisis partía de considerar que existió y existe un relato mentiroso, el de Cristina, y que era preciso derrotarlo mediante la instalación de otro nuevo, sincero y cristalino. En el fondo hay una idea prepolítica. O antipolítica. La política sería una impostura y la pelea debería arrancarle la máscara. La realidad sería solo un reflejo del mundo de las palabras. La manipulación manda y los hechos le obedecen. Quien exponga la manipulación y revele sus mentiras vencerá. Así de fácil. Una franja cristinista de pensamiento básico cree que alcanza con mostrar que Macri se sacó la careta. ¿Vieron? Es, nomás, un neoliberal. Los macristas enamorados del propio relato encontraron su fórmula. ¿Vieron? Cristina era, nomás, una impostora que destruía el Estado y aumentaba la pobreza mientras decía lo contrario. A la vez asoma en el macrismo un sector más realista. “Si Brasil estornuda la Argentina corre peligro de neumonía”, dijo la canciller Susana Malcorra. No es que las narrativas, en política, sean inútiles. Al contrario. Son la explicación de lo que quiere un Presidente. Y, sin mentir, incluyen cierta exageración imprescindible. Pero la clave de su eficacia es, por un lado, la cercanía con la realidad y, por otro, la empatía con los anhelos sociales predominantes. La publicidad negativa sirve en elecciones, aunque tampoco es la carta ganadora. Para gobernar no alcanza. Néstor Kirchner no fue popular por su denuncia de los años 90 sino por las políticas de crecimiento del empleo o el cambio de la Corte, y por su narrativa de futuro: pasar del Infierno al Purgatorio. Con apoyo en la popularidad final de Néstor, del 70 por ciento, cuando solo habían transcurrido cuatro años de ciclo kirchnerista, el punto fuerte de Cristina Fernández de Kirchner en 2007 fue su promesa de continuidad. En 2011, Cristina era la presidenta que había evitado la destrucción de la Argentina en medio de la crisis iniciada en 2008. También la jefa de un espacio político que, como suele recordar el antropólogo Alejandro Grimson, abarcaba no solo a los nuevos kirchneristas sino a casi todos los peronistas, incluyendo a los representados por Hugo Moyano, Sergio Massa y José Manuel de la Sota, frente a opositores deshilvanados. Fue reelecta. Luego, ninguna narrativa posterior compensó el estancamiento económico, la inflación y la disgregación de la alianza social y política originaria. Más allá o más acá de su peligro real, ni los buitres ni Héctor Magnetto fueron percibidos a nivel popular como la causa de una economía empobrecida o el motivo superior de un combate en el que los argentinos debían dejar de lado sus objetivos módicos de mejora cotidiana. La candidatura de Scioli chocó, entre otras cosas, contra ese tono épico que no coincidía con los problemas del 2015, contra su propia gestión en la provincia de Buenos Aires, contra su escasa vocación de liderazgo y contra una alianza social más frágil. La política a veces es como los autos viejos. El castigado Renault 12 con 30 años a cuestas le sirve a un remisero para changas de barrio. Si lo llevase en expedición de Buenos Aires a Purmamarca le aparecerían una a una todas sus debilidades. Es que todo, siempre, no se puede. Si la economía no crece, si decrece o si crece poco. Si eso pasa después de diez años de la misma fuerza política en el gobierno. Si esa fuerza no sabe, no puede o no quiere reciclarse. Si se da todo junto, adiós futuro. Si los conservadores tienen éxito en partir la sociedad y, en lugar de esquivar la encerrona, los progresistas la aceptan gustosos o la alientan, o no pueden derrotarla, chau porvenir. Sucede lo mismo con la corrupción. Está mal en sí misma. La financiación ilegal de la política está mal. Ponerse plata pública en el bolsillo propio está mal. Pero, además del deber ser, todo empeora si antes se redujo el margen maniobra por efecto de la crisis económica. No está escrito en ningún lado que los nuevos gobiernos conservadores, como el argentino, queden exentos de esta ecuación. Hasta los gobiernos de Bolivia y Uruguay, los menos cuestionados por asuntos de corrupción en Sudamérica, sufren hoy un desgaste por las relaciones de Evo con una ex mujer y la supuesta aparición de un hijo, y por el descubrimiento de presuntas irregularidades en el curriculum del vicepresidente uruguayo Raúl Sendic. En un trabajo notable publicado en diciembre de 2015 en la revista brasileña Piauí, “El lulismo contra las cuerdas”, pronosticaba André Singer, ex vocero de Lula: “Desde una perspectiva popular, la asociación intuitiva entre el desvío del dinero público y la caída en el ritmo de actividad económica puede generar un efecto devastador en las urnas en 2016 y 2018”. Este año Brasil tendrá elecciones municipales. Previsiblemente perderá en la principal ciudad, San Pablo, donde hoy el intendente Fernando Haddad es del PT. En octubre de 2018 se celebrarán los comicios presidenciales. ¿Lula es un blanco móvil porque así lo resolvió Washington? Si no Washington, ¿un sector de la inteligencia estadounidense? ¿La Casa Blanca decidió que es hora de terminar con la era iniciada entre 1999 y 2007 por Hugo Chávez (1999), Lula (2003), Néstor Kirchner (2003), Tabaré Vázquez (2005), Evo Morales (2006), Michelle Bachelet (2006) y Rafael Correa (2007)? ¿Tiene origen en los Estados Unidos el copyright de un método que se basa en el desarrollo de un Poder Judicial convertido en facción, la articulación de ese judiciario con los grandes medios y el estímulo del núcleo de las finanzas internacionales y las elites domésticas porque de ese modo suponen que cortarán de raíz cualquier atisbo de renacimiento popular? Las preguntas pueden ser lícitas. Pero ni la teoría conspirativa ni el registro de una conspiración verdadera responderán otra pregunta: ¿por qué un plan de ese tipo tendría éxito ahora si no lo tuvo antes fuera de países pequeños como Paraguay y Honduras? En el paper mencionado Singer prefirió otro método de trabajo. Describió el proceso general iniciado en 2003, mostró las insuficiencias y la mala praxis y enlazó momento a momento la política y la economía. Singer compara el comienzo de Lula con el inicio de un ciclo de Estado de bienestar, pleno empleo y aumentos salariales al estilo del que arrancó en los Estados Unidos con Franklin Delano Roosevelt en 1933 y duró por lo menos 30 años. Para Singer, el lulismo es un ciclo de reforma en grageas y por acumulación que, por eso mismo, precisa un horizonte de décadas por delante. El 31 de diciembre de 2010 Lula dejó su segundo mandato con 80 por ciento de aprobación, 7,5 por ciento de crecimiento, 5,3 por ciento de desempleo y un salario mínimo 54 por ciento mayor al de su primer día de gobierno. Enormes masas de brasileños accedieron por primera vez a la casa propia, al auto, al dentista, al viaje en avión y al diploma universitario. En su primer mandato Dilma Rousseff amplió los planes sociales, redujo la tasa de interés y logró terminar el gobierno con un salario mínimo valorizado en un 72 por ciento respecto del 31 de diciembre de 2002, último día de gobierno de Fernando Henrique Cardoso. Aunque en pelea dura, ganó su reelección en octubre de 2014. Pero días después anunció que entregaría el Ministerio de Hacienda de su segundo mandato a Joaquim Levy, un austericida empleado del sector financiero. Escribe Singer que así el lulismo se convirtió en un boxeador que pierde sus defensas. La Dilma Uno, según Singer, dispuso medidas audaces pero que, según Singer, necesitaban de un crecimiento del 5 por ciento para ser sustentables cuando el mundo ya afrontaba la crisis financiera de 2011 y propugnaba otra vez el neoliberalismo como salida global. Su entonces ministro Guido Mantega desafió a los bancos y reformó el sistema eléctrico con subsidios para la industria. La reacción contra Dilma y Mantega fue violenta en la prensa, en los empresarios transnacionales que antes celebraban el milagro brasileño, en los bancos y, paradójicamente o no, entre los grandes empresarios industriales paulistas. La Dilma Bis no hizo una corrección suave sino que pegó el volantazo. Levy y el giro económico bruscamente regresivo le hicieron perder el apoyo propio y la legitimidad para enfrentar los problemas políticos, que además, según Singer, quiso atacar “en tono jacobino y comprándose muchas peleas al mismo tiempo”. En 2015 el PBI cayó un 3 por ciento, decreció el salario real, la inflación llegó al 10 por ciento. La base del PT quedó paralizada. En esas condiciones el juez Sergio Moro, el mismo que el viernes ordenó detener a Lula, avanzó con la Operación Lava Jato con la ilusión de convertirse en la réplica brasileña del Mani Pulite de los fiscales italianos. Un Manos Limpias que, dicho sea de paso, tras derruir al viejo sistema de prebendas y coimas en la obra pública fulminó a los dirigentes políticos tradicionales pero abrió el camino a la era de Silvio Berlusconi. Envalentonado por el humor callejero, que pasa del individualismo a posturas cada vez más conservadoras, Moro refuerza su estrategia: imponer largas prisiones preventivas para favorecer la “delación premiada” de los reos (como quiere Macri en la Argentina) y realizar operativos espectaculares usando fiscales de una fuerza de tareas especial y ayudado por una Policía Federal cuyo aparato de inteligencia el PT nunca había desmantelado. Singer escribía en su artículo de diciembre de 2015 que en caso de juicio político exitoso la interrupción del mandato de Dilma podría generar un efecto de catarsis. Y que ese efecto, combinado con una derrota electoral grave en 2016, produciría en el lulismo el doble estigma de quedar convertido en responsable de la crisis económica y culpable de connivencia con la corrupción. Es lo que está en juego. Es lo que quiere evitar Lula cuando promete que a sus 70 años dará batalla con más fuerza que un tipo de 30.

 Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
 http://www.telesurtv.net/bloggers/Por-que-quieren-vejar-a-Lula-20160306-0003.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Cuba: Descuidar la educación ideológica, grave error.

unnamed
Por Luis M. Arce y Anubis Galardy, La Joven Cuba
Para el fraile dominico brasileño Frei Betto, una de las causas principales de retrocesos en gobiernos progresistas en América Latina es el descuido en la formación ideológica de la sociedad.
A juicio de uno de los gestores de la teología de la liberación, no se trata de un fenómeno nuevo ni propio del continente, pues ya se había dado en la antigua Unión Soviética y en el resto de Europa del Este.
En una detallada entrevista con periodistas de Prensa Latina durante su participación en la II Conferencia Internacional Con todos y para el bien de todos, dedicada a José Martí, Betto defendió esos criterios a la luz del pensamiento político y antimperialista martiano.
“Hemos avanzado mucho en los últimos años, se logró elegir jefes de Estado progresistas, conquistar conexiones continentales importantes como la alianza bolivariana, Celac, Unasur, pero se cometieron errores”.
Según precisó, “desde el punto de vista humano lo más fuerte fue no cuidar la organización popular, el trabajo de educación ideológico y allí entra en juego José Martí porque él siempre se preocupó por el trabajo ideológico”.
Ahora tenemos que hacernos una autocrítica fuerte y preguntarnos cómo vamos a rescatar esos gobiernos progresistas desde el punto de vista de países como Venezuela, Argentina, Brasil. ¿Cómo evitar en Venezuela y Brasil, por ejemplo, la catástrofe de lo que acaba de suceder en Argentina?
A una pregunta sobre si retrocesos de esa naturaleza fueron advertidos en las ideas martianas, Betto responde positivamente.
“Sí. Los retrocesos en una sociedad desigual significan que hay una permanente lucha de clases. No podemos engañarnos, pues no se garantiza el apoyo popular a los procesos dando al pueblo sólo mejores condiciones de vida, porque eso puede originar en la gente una mentalidad consumista.
 

En Brasil, ejemplifica, mucha gente ya está aburrida porque no puede consumir como antes. Yo diría que, con todos los logros del gobierno del Partido de los Trabajadores con los presidentes Lula y Dilma, lamentablemente hemos desarrollado una conciencia más consumista que ciudadana.
 

¿Cuál es el problema? No se politizó a la nación, no se hizo un trabajo político, ideológico, de educación, sobre todo en los jóvenes, y ahora la gente se queja porque ya no puede comprar carros o pasar vacaciones en el exterior.
 

Estamos volviendo atrás, sobre todo, porque no hemos desarrollado una política sostenible; no hemos hecho reforma estructural, reformas agrarias, tributarias, presidenciales, políticas. Encauzamos una política buena pero cosmética, o sea, carente de raíz, sin fundamentos para su sustentabilidad.
 

Por eso si me preguntan qué va a pasar en Brasil, yo espero que no pase lo peor, que es el regreso de la derecha al poder. Ahora depende mucho de Dilma en los próximos dos o tres años.
 

Pero lamentablemente, por lo pronto, no hay señal de que va a cambiar la política económica que hace daño a los más pobres y favorece a los más ricos.

Los periodistas indagan si el consumismo y la corrupción que denuncia tanto están matando la utopía en pueblos de nuestra América, como Argentina y otros, y el entrevistado responde con un sí rotundo.
 

Sí, porque si la gente no tiene perspectivas de sentido altruista, solidario, revolucionario, de la vida, se va hacia el consumismo, y eso afecta toda perspectiva socialista y cristiana, que es desarrollar en la gente valores solidarios. La solidaridad es el valor mayor tanto del socialismo como del cristianismo.
 

En la perspectiva capitalista, al contrario, sustenta, la competitividad y la seducción de ese modo de producción es muy fuerte. Toda la presión de los medios de comunicación, publicidad, películas, telenovelas va dirigida a evitar que la gente quiera cambiar el mundo.
 

Según esos postulados, usted puede cambiar de camisa, de cabello, de anteojos, de carro o de cerveza, pero jamás cambiar su realidad política”.
Betto insiste en que “en eso radica la falla en gobiernos progresistas, no hicimos un trabajo de base, de formación ideológica de la gente, a pesar de saber que todos nosotros somos egoístas por naturaleza, desde niños.
 

La educación para el amor, para la solidaridad, es un proceso que hay que desarrollar pedagógicamente, y como eso no se cuidó desde un primer momento, ahora afrontamos las consecuencias, lamentablemente, particulariza”.
Al abordar el proceso de distopía, es decir, los intentos de presentar la utopía como algo del pasado, reitera que “en los países como Brasil o Venezuela, los gobiernos se equivocaron al creer que garantizar los bienes materiales equivalía a garantizar condiciones espirituales, y no es así”.
En ese sentido Betto es también muy agudo en el caso de Cuba al opinar que el gobierno revolucionario, que ha hecho un trabajo ideológico de educación política con el pueblo, ha sido demasiado paternalista según su punto de vista.
Explica que “la gente ha mirado a la revolución como ¿una gran vaca que le da leche a cada boca?, pero con eso no se moviliza a la gente para un trabajo más efectivo en la consolidación ideológica relacionada, por ejemplo, con la producción agrícola e industrial”.
También cree, aunque admite poder equivocarse, que la dependencia de la Unión Soviética llevó a Cuba “a acomodarse un poco, y hoy importa del 60 al 70 por ciento de productos especiales de consumo y se convirtió prácticamente en una nación que exporta servicios médicos, educadores, profesionales e importa turistas para conseguir más divisas.
 

Tenemos que reflexionar todos para definir cuál es el camino entre una perspectiva consumista y una paternalista. Y ahí hay que contar con José Martí”, recomienda.
Educación política, participación, compromiso efectivo con la lucha, adecuación de la teoría y la práctica, es lo correcto y ahí están los ejemplos de Martí, de Fidel Castro que han vivido dentro del monstruo, como el caso de Martí, y el de Fidel que proviene de una familia latifundista y se convirtió en revolucionario.
“¿Qué pasó en la conciencia de José Martí y de Fidel Castro, quienes tenían la oportunidad de hacerse un lugar en la burguesía pero tuvieron una dirección evangélica para los pobres y asumieron la causa de la liberación?”, se pregunta.
La respuesta es la que va a indicarnos el camino que vamos a seguir para evitar que el futuro de América Latina sea de nuevo un lugar de mucha desigualdad, de mucha pobreza, porque corremos el riesgo de ser de nuevo neocolonia de Estados Unidos y de Europa Occidental.
Tomando esas últimas afirmaciones recuerda algo en lo que viene insistiendo desde hace largo tiempo, relacionado con los cambios de paradigma en las sociedades nuestras.
“Ya no son paradigmas altruistas, solidarios, como el Che, Camilo, Fidel, Raúl. La gente quiere imitar a los consumistas, sus cantantes, deportistas, porque son las imágenes que el capitalismo proyecta y los jóvenes quieren una razón de vivir, todos nosotros la queremos, y es una disputa permanente entre quienes quieren llevar a los jóvenes a su redil.
 

Pero no es fácil vivir en un mundo en el que el neoliberalismo proclama que la utopía está muerta, que la historia ha terminado, que no hay esperanza ni futuro, que el mundo siempre va a ser capitalista, que siempre va a haber pobres, miserables, y ricos, y que, como en la naturaleza, siempre va a haber día y noche y eso no se puede cambiar.
 

¿Pero cómo se resuelve un problema como ese, como en el caso de Argentina, donde hay decenas de partidos y una división atroz?, preguntamos y responde con una conceptualización política.
 

La derecha se une por interés, y la izquierda por principios, y cuando la izquierda pierde los principios, ahí está el lío.
 

Qué izquierda esta, afirma, que en Brasil admite corrupción, que hace políticas de ajuste fiscal para penalizar a los pobres y favorecer a los ricos. Entonces, cuando la izquierda viola el horizonte de los principios y va por los intereses, le hace el juego a la derecha.
 

En Brasil hay una frase definidora: “con esta izquierda no necesitamos tener la derecha porque ya está”. Hay gobiernos progresistas pero con una tremenda corrupción y creen que se puede movilizar a un pueblo a través de consignas. No es así”.
 

¿Cuál es la salida entonces?, preguntamos.
 

“La tarea de la izquierda es movilizarse en la línea de una alta formación política y por ese camino es que debemos trabajar.
 

A corto plazo no hay salida, a corto plazo es que Cuba logre cómo establecer buenas relaciones con Estados Unidos y administrar bien la suspensión del bloqueo sin tornarse vulnerable a la seducción capitalista.
 

Eso es lo que me preocupa cuando veo a jóvenes irse del país para aprovechar la ley de ajuste porque es señal de que la gente está corriendo contra el tiempo para tornarse ciudadano de Estados Unidos porque en el momento en que termine el bloqueo esa ley va abajo. Pero Cuba tiene que preguntarse por qué jóvenes formados en la revolución quieren ser ciudadanos de Estados Unidos”.
Esa visión suya de un asunto al que el gobierno cubano presta la máxima atención sirve de entrada para abordar uno de sus temas preferidos: el quiebre de los sueños.
“El peligro que hay aquí, dice, es que la revolución la ven esos jóvenes como un hecho del pasado y no un desafío del futuro, y cuando la gente la ve como un hecho del pasado ya mira las cosas no por sus valores, por su horizonte revolucionario, sino por el consumismo también: quiero tener esto, lo otro, todas las cosas, y entonces aquí no pueden ahora, estiman que demora mucho y ven solo a aquellos pocos a quienes las cosas les han ido bien afuera.
 

El socialismo, asegura, ha cometido el error de socializar los bienes materiales, y no socializó suficientemente los bienes espirituales, porque un pequeño grupo podía tener sueños de cosas distintas que se podían hacer, y los demás los han tenido que aceptar.
 

El capitalismo lo hizo al revés, socializó los sueños para privatizar los bienes materiales. Miras la telenovela de O Globo, socializó los sueños, una familia está en la favela pero con el sueño de que un día será como esa heroína de la novela, yo también voy a llegar al mundo de los ricos, y eso es el opio de los pueblos.
 

Es algo que el capitalismo descubrió para garantizar los bienes, no para compartirlos ni sacarlos de los sueños. Todos deben soñar y que cada uno alimente esa esperanza de que un día podrá ser también rico, un Pelé, una Lady Gaga, un Michael Jackson es su propuesta.
 

Y ahí llega el sufrimiento de los jóvenes que ponen en su vida cuatro cosas: dinero, fama, poder y belleza, y cuando no alcanzan ninguno de esos parámetros van siempre a los ansiolíticos, las drogas, viene la frustración de los falsos valores, la cual viene siempre desde donde hemos puesto nuestra expectativa”.
 
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Se les agota el tiempo para derrocar al Presidente, no lo harán y apelarán al terrorismo.

 

cabello-300x169

VTVCanal8 La Hojilla

“Le dieron seis meses la presidente (Nicolás) Maduro para derrocarlo; les queda cuatro meses. Se les va agotar el tiempo, no van a derrocar al Presidente y la desesperación va a conducir a actos terroristas”.

“Creen que van a generar las condiciones del 27F y 28F (…) Prefieren al país destruido”.
Es el panorama que dibuja Mario Silva en la edición de este martes de La Hojilla. “A la oligarquía no le hace falta medicina, a Lilian Tintori, a Henry Ramos Allup, y a toda la caterva de vagabundos que están planificando un golpe de Estado no le importa dejarlos sin medicina, sin alimentos”.

“Lo peor es que esta gente no tiene paz con la miseria, no le importa dejar sin luz a todo un sector”, afirmó en relación con el sabotaje de esta noche en el oeste de la ciudad capital, “dejar sin alimentos a la gente, sin medicinas al pueblo, con tal de tumbar la Revolución; es un tema de conciencia”, reflexionó.

Silva advirtió que “están repitiendo los mismos esquemas del golpe de Estado. ‘La Salida’, por lo que está preso el monstruo este en Ramos Verde, provocó 43 muertos y más de 900 heridos… ¿El pueblo va a permitir que esto vuelva a ocurrir?”.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Hitler en el Chaco Argentino?

1052494395.jpg

SpunikNews.com

¿Y si Hitler no se suicidó el 30 de abril de 1945, después de administrar cianuro a Eva Braun, sino que ambos escaparon por túneles secretos que los llevaron al aeropuerto de Tempelhof en Berlín y de allí a España y en un submarino a la Argentina?

Una vez más, la teoría de que Hitler vivió largos años en Suramérica toma impulso. La serie televisiva “Cazando a Hitler”, en History Channel, rastrea las posibles rutas del Führer en la Argentina, solo que, esta vez, el carnicero nazi no es buscado en las idílicas montañas de la cordillera de los Andes, con sus paisajes nevados, parecidos a los Alpes europeos. Ahora, se lo busca en Charata, una localidad de 30000 habitantes en la provincia argentina del Chaco con temperaturas de hasta 50 grados y en las selvas de la provincia de Misiones.

La investigación de History Channel parte de la desclasificación, en 2014, de 700 documentos del FBI en los que aparecen datos sobre una posible huida de Hitler a América del Sur. El equipo investigador parte de la hipótesis de que Hitler huyó por una serie de túneles en Berlín, desde donde habría viajado en avión a la España del dictador Francisco Franco, para dirigirse a la Argentina en un submarino.

En Charata, a 1100 kilómetros de Buenos Aires, se instalaron inmigrantes alemanes, de Europa del Este, Italia y España desde comienzos del siglo XX. La colonia alemana tenía su escuela, sus almacenes y sus emprendimientos. Hasta esa escuela llegaron los investigadores de la serie televisiva, que muestran fotos con los alemanes haciendo el saludo nazi con la esvástica, así como un sótano de un predio rural con canales de ventilación y una construcción muy sólida, y la casa de un prominente alemán, donde se cree que pudo haber un bunker oculto.

Mario Lichwarski, director del portal Charata.com, que sirvió de guía al equipo de History Channel, dijo a Sputnik Mundo que “siempre hubo una colonia alemana muy importante y gente que tuvo simpatía con el régimen nazi, pero no quiere decir que hayan sido nazis activos. Se fue creando un mito. Se cuenta por ejemplo que se reunían para hablar de Alemania en un sótano rural”, dice.

Para Lichwarski, “la versión de que Hitler estuvo en Charata no tiene mucho asidero. Son suposiciones, pero no hay datos concretos. Había gente con un buen pasar económico y desde Alemania se pedía preparar escenarios para la llegada de los jerarcas nazis, pero nunca supimos que vinieran ahí”.

“Mi padre vino de Varsovia, Polonia, pero aquí las condiciones eran muy duras para los europeos, acostumbrados al frío, a tomar vodka y borsch. Aquí, con veranos de 50 grados, sin agua potable, donde recogemos el agua lluvia en aljibes, difícil que hayan venido. Recorrimos los campos, vimos construcciones viejas, pero nada más”.

El historiador argentino Abel Basti, autor de varios libros en los cuales sostiene que Hitler huyó a la Argentina y documenta la presencia de los jerarcas nazis en Bariloche y sus alrededores, dice a Sputnik Mundo que “han forzado una situación en Charata, donde había una comunidad alemana, como en otros lugares de la Argentina, y también había esos bunkers muy típicos de las construcciones alemanas, pero han forzado la historia con un documento del FBI, que ni siquiera nombra a Charata”.

1038363600.jpg

En el segundo capítulo de la serie “Cazando a Hitler”, se muestran tres edificaciones sólidas de piedra, construidas hace más de medio siglo en medio de la selva de Misiones, donde se encontraron monedas nazis, fotos de Hitler y frascos de medicamentos. A mediados de la Segunda Guerra Mundial, “la aeronáutica nazi generó un proyecto secreto de construcción de refugios para que los más altos jerarcas nazis pudieran esconderse tras una derrota”, dijo al diario Clarín el 22 de marzo de 2015, Daniel Schávelzon, líder del equipo encontró las edificaciones.

Sin embargo, no hay evidencia que demuestre la presencia de Hitler en ese lugar. Para Basti, que investigó las confortables casas de los refugiados del Tercer Reich en Bariloche, “los lugares donde vivieron los nazis distan mucho de ser los que presenta History Channel, con climas extremos, que ni los jerarcas, ni mucho menos Hitler, hubieran soportado”. El misterio continúa.

Bariloche Pacto de silencio – Erich Priebke

Posted in Uncategorized | Leave a comment